Ir al contenido de la página

Ensayo de tracción en plásticos

ISO 527-1 -2, ASTM D 638
Nombre Tipo Tamaño Descargar

Objetivo del ensayo de tracción según ISO 527

En el ensayo de tracción se determinan las principales propiedades mecánicas de materiales de moldeo. Generalmente, los valores característicos se utilizan para fines comparativos.

Dichos valores característicos son:

  • Tensión a tracción: Fuerza referida a la sección inicial de la probeta
  • Deformación: Variación de la longitud de medición referida a Longitud inicial
  • Módulo de tracción: Gradiente de la curva en el diagrama de tensión-deformación
  • Punto de fluencia: Tensión y deformación en el punto de la curva donde el gradiente es cero
  • Punto de rotura: Tensión y deformación en el momento de rotura de la probeta
  • Coeficiente de Poisson: relación negativa de deformación transversal respecto a extensión longitudinal

Tanto la norma ISO 527-1/-2 como la ASTM D 638 definen métodos para el ensayo de tracción. Ambas normas son técnicamente equivalentes pero no ofrecen resultados completamente comparables, ya que las geometrías de las probetas, velocidades de ensayo y la manera de hallar los resultados difieren entre sí.

En el ensayo de tracción estandarizado se representan los resultados relativos a una velocidad de extracción definida en el cuerpo de la probeta. Sin embargo, en un componente o una estructura en uso las cargas aplicadas pueden situarse en un rango muy amplio de la velocidad de deformación. Debido a las propiedades viscoelásticas de los polímeros, a diferentes velocidades de deformación, generalmente, resultan unas propiedades mecánicas distintas a las medidas en una probeta estandarizada. Por este motivo, los valores característicos determinados en el ensayo de tracción solo son aptos para el diseño de componentes hasta cierto punto, aunque representan una base muy fiable para realizar comparativas de materiales.

Ensayos de envejecimiento: El ensayo de tracción nos proporciona una buena base para representar la variación de los valores característicos mecánicos de un polímero según el envejecimiento, el envejecimiento por calor o medios o la exposición a la intemperie. Para ello, se determinan los valores característicos del ensayo de tracción en un estado reciente a la inyección, así como también según los tiempos de envejecimiento y de exposición a la intemperie.

Requisitos para el entorno y el equipamiento en el ensayo de tracción ISO 527

Definición de la geometría y dimensiones de las probetas a ensayar según la norma ISO

Geometrías de probeta para el ensayo de materiales de moldeo

El objetivo primordial del ensayo de materiales de moldeo es alcanzar una elevada reproducibilidad, lo que requiere una limitación del tipo de probetas.

  • Las probetas de fabrican habitualmente por inyección. Para ello, se utiliza la probeta definida en la norma ISO 527-2 del tipo 1A, que está limitada en la ISO 3167 como probeta del tipo A adicionalmente a un grosor establecido de 4 mm. Esta probeta, además, aparece en la ISO 20753 como tipo A1.
  • La probeta fabricada por inyección presenta una orientación cada vez menor a medida que aumenta la distancia desde el punto de inyección, lo que genera un desarrollo no constante de la curva de propiedades mecánicas a lo largo de la probeta y, a menudo, una rotura de la probeta por el lado opuesto de la inyección.
  • La longitud de medición de la probeta es de preferiblemente 75 mm, alternativamente, de 50 mm.
  • Por otro lado, está permitido el uso de la probeta del tipo 1B, denominado en la ISO 3167, Tipo B y en la ISO 20753, tipo A2.
  • Esta probeta se suele mecanizar por fresado a partir de placas fabricadas por compresión o inyección. Las orientaciones del polímero se suelen diferenciar notablemente de las de la probeta fabricada por inyección. No se garantiza una comparabilidad de resultados determinados con geometrías de probeta distintas.
  • La longitud de medida de la probeta del tipo 1B se ha establecido en 50 mm, por su radio mayor y a su rango paralelo más corto.

Probeta para ensayos de envejecimiento, envejecimiento por medios o exposición a la intemperie

  • Una sección reducida supone una ventaja para todos los procesos de envejecimiento que se producen en la superficie de la probeta.
  • A menudo, solo se toma la tensión máxima de tracción para evaluar este comportamiento. De la misma forma, no es necesario el uso de extensómetros y se pueden utilizar probetas finas con entalla.
  • Con este fin, la norma ISO 527 ofrece los tipos CP y CW, que provienen de la norma de impacto-tracción ISO 8256.

Requisitos de acondicionamiento y condiciones ambientales definidos

  • El cumplimiento de los requisitos de acondicionamiento y de las condiciones ambientales establecidos en relación con la temperatura y la humedad del aire es de especial importancia para la comparabilidad de los resultados del ensayo.
  • Las disposiciones para la duración del acondicionamiento se encuentran generalmente en las normas del material plástico a ensayar. Además, en el marco del ensayo de materiales de moldeo, las probetas deberán almacenarse al menos durante 16 horas en un clima normalizado
  • Si los ensayos se llevan a cabo en clima normalizado, se remite a un clima establecido en las normas ISO 291 o ASTM D 1349
    Clima templado: 23 ± 2 °C, 50 ± 10 %r.F.
    Clima subtropical: 27 ± 2 °C, 65 ± 10 %r.F.
  • Las tolerancias corresponden a la clase 2. En la Clase 1 dichas tolerancias se reducen a la mitad.
  • A temperatura ambiente se indica un rango de temperatura algo más amplio que puede ir de 18 °C a 28 °C.
  • Asimismo, también se pueden realizar ensayos a altas y bajas temperaturas, para los que se pueden establecer requisitos distintos.

Determinación exacta de las dimensiones de las probetas

  • La determinación de las dimensiones de la probeta puede proporcionar un número de errores en los valores de tensión relativamente alto. Cuando la probeta se somete a una carga de tensión, el error de medición se refleja de forma lineal en el resultado de esfuerzo. En todas las solicitaciones de flexión, el error de medición del espesor de probeta tiene un efecto incluso cuadrático. 
  • Junto a la precisión de lectura del equipo de medición utilizado, el tamaño y la forma del elemento de contacto utilizado, así como la presión superficial ejercida durante la medición también desempeñan un papel fundamental.
  • Además, la sección de la probeta suele variar de la forma rectangular ideal. Puede deberse a errores de ángulo procedentes de la mecanización o bien marcas de hundimiento y ligeros ángulos de desmoldeo en el caso de las probetas fabricadas por inyección.
  • Muchas normas de ensayo remiten a la  ISO 16012 o la ASTM D 5947 para establecer los requisitos y la metodología de la medición de tamaño. En algunos casos, las normas de ensayo contienen disposiciones adicionales.
  • Para dimensiones superiores 10 mm en plásticos duros, por ejemplo, la medición de la longitud total, se suele utilizar un calibre. Debido a la presión superficial incontrolable durante la medición, la precisión de medición es más bien reducida, a pesar de la alta resolución del calibre.
  • El espesor y ancho de la probeta se suele determinar con un micrómetro con trinquete. La superficie de contacto es plana y circular con un diámetro de 6,35 mm. El trinquete tiene la función de limitar la fuerza de medición a un rango entre 5 N y 15 N.
  • En equipos automatizados se determina el espesor y ancho con un medidor de sección. Dichos equipos mantienen la probeta en posición durante la medición y determinan las dimensiones con cuatro palpadores de medición digitales, una fuerza de medición definida y los palpadores correspondientes.
  • En el caso de plásticos blandos, así como de láminas hay que cumplir la fuerza de medición con mayor precisión. Para ello, se emplean medidores digitales con peso muerto.

Requisitos para la máquina de ensayos

Las dos variables de medición fundamentales de una máquina de ensayos son la fuerza y el alargamiento. Como parte de una calibración periódica, en comparación con un instrumento de medición basado en los estándares nacionales se ha probado que dichas variables alcanzan el nivel de precisión establecido en las normas de ensayo en unos rangos definidos. 

Medición de fuerza (ISO 7500-1, ASTM E4)

La mayoría de estándares de ensayo requieren una precisión de 1% del valor medido. En el entorno ISO, este requisito se denomina "Clase 1". En la actualidad, prácticamente todas las máquinas de ensayo modernas alcanzan la clase 1 o incluso la clase 0,5, cuyas tolerancias se reducen a la mitad. Por este motivo, es decisivo el rango de medición, a través del cual una máquina de ensayos alcanza la clase de precisión indicada. Varias máquinas de ensayos de ZwickRoell ya alcanzan la clase 1 a partir de 1/1000 de su rango de medición. Eso significa que se pueden medir valores del módulo y tensiones a tracción de muchos materiales con el mismo dispositivo de ensayo sin cambiar accesorios.

Medición de la extensión (ISO 9513, ASTM E83)

Las especificaciones de clase para la medición de la extensión incluyen, además de un error (porcentual) relativo definido, también una especificación para un error absoluto, que se produce durante la medición de variaciones de extensión más pequeñas.
En este caso, ISO y ASTM varían notablemente.

  • Mientras que en la norma ISO las tolerancias se refieren a la medición de la extensión, en la ASTM hace referencia deformación a la tensión.
  • Por otra parte, en la norma ISO los requisitos en deformaciones de menor rango son notoriamente más restrictivos que en las clases correspondientes de ASTM.
  • De este modo, dependiendo de la longitud inicial utilizada, se explican, en parte, las notables diferencias en la definición, especialmente durante la medición de pequeñas extensiones.

Particularidades en la medición de un módulo de tracción

  • Tal y como se muestra en la tabla de arriba, los requisitos de precisión del rango de medición del módulo de tracción en la clase 1 ISO se encuentran en ± 3 µm. Esto significa que puede producirse una desviación de hasta 6 µm entre las mediciones en el inicio y fin del rango de medición, lo que provocaría un error de medición de las mismas dimensiones.
  • Para solucionar este problema, se ha añadido un requisito adicional a la ISO 527-1 para la medición del módulo de tracción. Dicho requisito establece que la longitud de medición entre el inicio y el fin de la determinación del módulo deberá medirse con una precisión de 1%.

Ensayo de tracción según la norma ISO 527-1 / ASTM D 638 con cámara de temperatura de -80°C a +250°C

Ensayo de plásticos entre -80 °C y +250 °C en cámara de temperatura

Ensayo de materiales y componentes bajo temperatura (espec. ISO 527-1, ASTM D 638) en plásticos, goma, elastómeros y compuestos reforzados con fibras con extensómetro makroXtens.

testXpert III - Ensayo de tracción en plásticos según la norma ISO 527-1 (ASTM D 638)

El software de ensayos testXpert III es la solución ideal para cualquier requisito de ensayo. El software, producto de la estrecha colaboración con usuarios del ámbito del ensayo de materiales, incluye numerosas funciones que le ayudarán perfectamente en sus operaciones diarias. Tanto la norma ISO 527-1/-2 como la ASTM D 638 definen métodos para el ensayo de tracción. Ambas normas son técnicamente equivalentes pero no ofrecen resultados completamente comparables, ya que las geometrías de las probetas, velocidades de ensayo y la manera de hallar los resultados difieren entre sí. Con testXpert III, ZwickRoell ofrece un programa de ensayos estándar preparado que garantiza el cumplimiento de los requisitos especificados en ISO 527-1 y ASTM D 638. Todos los ajustes para realizar el ensayo según la ISO 527 están previamente configurados. Encontrará muchos más detalles en n testXpert.

El ensayo de tracción en comparación con otros métodos de ensayo

El ensayo de tracción en comparación con otros métodos de ensayo

Ensayo de flexión (ISO 178, ASTM D 790)
Ensayo de creep / en función del tiempo bajo solicitación de tracción (ISO 899-1)
Ensayo de impacto-tracción (ISO 8256, ASTM D 1822)
Ensayo de desgarro a alta velocidad (ISO 18872)
Ensayo de flexión (ISO 178, ASTM D 790)

Ensayo de flexión (ISO 178, ASTM D 790)

  • El ensayo de flexión se lleva a cabo a velocidades de solicitación similares a las del ensayo de tracción y, por ello, proporciona propiedades parecidas del material.
  • Una gran ventaja del ensayo de flexión es la medición relativamente sencilla de pequeñas extensiones de probeta. Por este motivo, se ha preferido el ensayo de flexión durante mucho tiempo para la medición del módulo.
  • Con la disponibilidad de un extensómetro de alta precisión y fácil manejo dicha ventaja pierde cada vez más importancia.
  • Condicionado por el método, el ensayo de flexión proporciona una mayor caracterización de la superficie de la probeta. Si el material presenta orientaciones fuertes, se producen diferencias en los valores de medición en comparación con el ensayo de tracción.
  • Los métodos de cálculo aplicados en las normas están sujetos a un error de medición que va aumentando a medida que aumenta la deflexión de la probeta, por lo que el ensayo de flexión, a diferencia del ensayo de tracción, solo es aplicable para pequeñas deformaciones de probeta.
Más información sobre el ensayo de flexión ISO 178
Ensayo de creep / en función del tiempo bajo solicitación de tracción (ISO 899-1)

Ensayo de creep / en función del tiempo bajo solicitación de tracción (ISO 899-1)

El ensayo de fluencia representa una solicitación de tracción a una carga constante y la velocidad de solicitación es prácticamente cero. La variación de la deformación se representa como curva de creep.

Más información sobre el ensayo de fluencia ISO 899-1
Ensayo de impacto-tracción (ISO 8256, ASTM D 1822)

Ensayo de impacto-tracción (ISO 8256, ASTM D 1822)

  • Este ensayo ofrece un proceso simple para la determinación de una característica de tracción a una elevada velocidad de solicitación con un péndulo de impacto.
  • Sin embargo, en un péndulo de impacto convencional solo se pueden determinar valores de energía y las velocidades de extracción suelen estar limitadas a aprox. 3,8 m/s. Un péndulo de impacto instrumentado permite determinar más valores característicos, tales como la fuerza máxima de tracción.
Más información sobre el ensayo de impacto
Ensayo de desgarro a alta velocidad (ISO 18872)

Ensayo de desgarro a alta velocidad (ISO 18872)

El ensayo de desgarro a alta velocidad se puede llevar a cabo con equipos de caída libre o con máquinas de desgarro a alta velocidad hidráulicas, que alcanzan velocidades de extracción de hasta 20 m/s. Además, se puede realizar la medición de la extensión directamente en la probeta, lo que permite generar diagramas de tensión-deformación relevantes. El ensayo de desgarro a alta velocidad proporciona parámetros para la simulación de colisión.

Ir al ensayo de desgarro a alta velocidad

Buscamos y encontramos la mejor solución para sus requisitos de ensayo.

Póngase en contacto con nuestros expertos de cada sector.

¡Le asesoraremos con mucho gusto!

 

Contacte con nosotros

Productos relacionados

Top