Ensayo de hojas y láminas plásticas

Las láminas y films de plástico forman parte de nuestra vida diaria. Envasamos alimentos, utilizamos bolsas de plástico para llevar la compra o consumimos verduras plantadas en invernaderos y campos protegidos con láminas plásticas. En la industria médica se utilizan embalajes con láminas de plástico y ayudan a salvar vidas. También en el sector de la construcción se emplean láminas plásticas de diferentes tipos. Las barreras de vapor tienen la función de aislar nuestros tejados y de impedir que penetre agua en los muros de nuestras casas. Cada vez se emplean láminas de mejor calidad para cubrir estadios deportivos y ofrecen a los arquitectos opciones de diseño totalmente nuevas.
Image Einleitung Tafel Folie

Actualmente, las láminas plásticas se han convertido en verdaderos productos de alta tecnología con diferentes propiedades. En la producción a gran escala se emplean plásticos más económicos, tales como PE de baja y alta densidad, PP, PVC, PS. Si se requieren propiedades especiales, como por ejemplo la ductilidad, la permeabilidad o la fotoestabilidad, se opta por polímeros de mayor calidad, como diferentes tipos de poliéster, PTFE o ETFE. Para la impermeabilización de cubiertas se utilizan láminas de p. ej. de EPDM o EVA. Los laminados combinan diferentes propiedades tales como la resistencia, la impermeabilidad al gas o a las bacterias y la aptitud alimentaria.

Las hojas en torno a 1 mm de espesor son materiales básicos, empleados para muchos objetos huecos en las técnicas de envasado, que adquieren su forma, mediante determinados procesos tales como la embutición o el prensado.

El extenso ámbito de la producción láminas plásticas y de los métodos de procesamiento disponibles conlleva requerimientos muy distintos según el método de ensayo conveniente. La finalidad de los ensayos puede ser muy distinta.

Primero, se ensaya la materia prima en la entrada de mercancías. En este caso, se trata de materiales plásticos en forma de granulado, cuyo índice de fluidez en masa deberá determinarse.

En el segundo paso del proceso, se ensayan los materiales de la lámina tras la extrusión y el soplado. Además del control del espesor de la lámina, en este proceso, se observan diferentes propiedades mecánicas en primer plano. A saber, la resistencia, deformación, el límite de fluencia o también el módulo de tracción en sentido longitudinal y transversal al sentido de transporte de la lámina. También puede tener relevancia la ductilidad que se determina en los ensayos de impacto. En el caso de los laminados la adhesión entre capas es esencial.

Por otro lado, para y tras el procesamiento hay otras propiedades en el punto de mira. Entre ellos, la capacidad de adhesión y la soldabilidad, así como la resistencia de las adhesiones y las uniones. Si se realiza el envasado de objetos puntiagudos, se medirá la resistencia a la perforación de la lámina. Para el funcionamiento de las máquinas de embalaje o para la impresión de láminas plásticas es interesante conocer el coeficiente de fricción. La alteración de luz y humedad es otro tema importante en la evaluación de hojas y láminas plásticas.

Los equipos de ensayos ZwickRoell están diseñados especialmente para hacer frente a dichas exigencias y cubren una amplia gama de los ensayos mecánicos:

  • Los medidores del índice de fluidez caracterizan los materiales en el control de recepción de mercancías.
  • Las máquinas de ensayo universales miden con precisión y fiabilidad las propiedades de tensión-deformación, las fuerzas de adhesión entre dos capas, los coeficientes de fricción, la resistencia a la perforación o las propiedades de flexión.
  • Los bancos de pruebas de fluencia (creep) miden el comportamiento en función del tiempo estacionario a temperatura ambiente y a la posterior temperatura de servicio.
  • Los péndulos sirven para determinar la resistencia al impacto, normalmente mediante el ensayo de impacto-tracción.
Top